martes, 18 de mayo de 2010

los 10 mejores snacks del kiosco

martes, 18 de mayo de 2010

No hay hora para unas ricas papas

¿Hambre? No te pierdas la lista de las papas fritas, los pochoclos y maníes que no podés dejar de probar

Volvés a tu casa con hambre, pero todavía falta una hora para la cena. ¿Te aguantás? No: picás algo Y para picar algo, nada como un buen snack de quiosco. Entre papas fritas, chizitos y otras rarezas, estos son los recomendados para cada momento:

1. Snack adictivo: CONITOS 3D
Pertenecen a esa categoría de snacks que genera un vicio inmediato. No te basta con uno, dos, tres o diez. Mientras el paquete no se termine, seguirás metiendo la mano hasta que los dedos te queden anaranjados y repletos de sal. Y si estás en una reunión, seguramente, estos conitos megatube muy salados de queso y maíz te obligarán a sentarte cerca del plato y a vaciarlo en segundos. La bolsa mediana sale unos 8 pesos.

2. Snack Lado B: HABAS FRITAS
Las habas son una de las legumbres menos populares del país, pero las habas fritas (chatitas, crocantes y saladas) reúnen todas las condiciones para convertirse en un hit por su sabor y por su originalidad. Suelen conseguirse en los supermercados chinos. Cuestan dos pesos, vienen en paquetes de plástico transparente símil garrapiñadas y las encontrás cerca de las cajas. Ojo, que también producen adicción.

3. Snack dulce: POP KORN
La moda retro llegó a los snacks y logró que Pepsico resucitara esta gloria de los viejos recreos de colegio. Sí: el clásico pochoclo acaramelado de pack azul está de regreso. Ideal para llevar al cine o para ver un videocasette en casa. La bolsita chiquita cuesta 2 pesos.

4. Snack liviano: LAYS AIREADAS
Comerlas es como masticar una nube crocante. Tienen poca sal, son gruesitas, secas y tienen tanto aire que hasta da para meterles un relleno. Las dietas de Cormillot las recomiendan para cuando te agarra el antojo frente quiosco. Hechas con harina de papa, su paquetito individual de 20 gramos tiene 95 calorías reducidas, además, en grasas totales. Y, sobre todo, lo importante: son deliciosas. El paquete mediano cuesta alrededor de 7 pesos.

5. Snack horneado: TWISTOS DE MANTEQUILLA SUAVE
A ver, ¿no son simples tostaditas muy sabrosas? ¿A qué viene lo de “mantequilla suave”? ¿Por qué no ponerles “los originales” y listo? Más allá de esta cuestión semántica, nos encantan estas Twistos para comer de a muchos a la vez, sobre todo en horarios laborales. Están un escalón arriba de las de “jamón ibérico” (¿será realmente traído de España?) y los de “cuatro quesos” (¿qué quesos serán?). 5 pesos la bolsita.

6. Snack importado: PRINGLES SOUR CREAM & ONION
Las demás marcas podrán imitar el packaging de estas papitas ordenadas y enteras que vienen en cono y no hacen enchastre, pero jamás podrán competir con este mix de crema y cebolla de las verdaderas Pringles made in USA. Cuando las comés, hasta podrías jurar que sentís el sabor envolvente de la crema en el paladar: tremendo y adictivo. Vale cada uno de los 12 pesos que cuesta el tubo grande.

7. Snack categoría chizito: CHEETOS
La marca original, la que conocíamos de los cumpleaños de la infancia, era Chizitos, la fabricaba Kellogg’s, y fue tan revolucionaria que logró que su nombre se apropiara del genérico “palitos de maíz”. Pasó el tiempo, el nombre cambió, también el fabricante (ahora es Pepsico), pero por suerte, el resto se mantuvo igual. Aunque otros hagan el intento, nada se compara con el sabor original de estos palitos de queso regordetes de tono amarillo saturado. El paquete mediano ronda los 7 pesos. Maridaje ideal: Coca Cola en vaso de plástico.

8. Snack para dips: NACHOS MACRITAS
Si bien los nachos Doritos son una buena opción para comer sólos, su sabor es demasiado intenso para hacerle la segunda a un guacamole, o a un simple queso blanco con pimentón y oliva. Para hacer dips, lo mejor es ir al supermercado y elegir los nachos Macritas, de sabor más natural y menos salado. 7 pesos la bolsa mediana.

9. SNACK VERMUCERO: MANI PELADO SALADO PEHUAMAR
Si tuviéramos que hacer otra clasificación diríamos que se trata del snack borracho por excelencia. El maní pelado de la tradicional marca argentina reina en todas las picadas. Otros intentarán quebrar su monopolio, pero nada se compara con acompañar una cerveza helada, o un Campari con un maní tostadito y bien salado. Por 6 pesos tenés 180 gramos para compartir con amigos.

10. Snack que nunca falla: PAPAS FRITAS PEHUAMAR CLASICAS
Son como el papel higiénico: siempre hay que tener una bolsa en casa. Con la cantidad exacta de sal, el tamaño ideal, sabor original sin aderezos ni nombres extraños y un grosor aprobado por las normas IRAM de papas fritas, las Pehuamar sirven para todas las ocasiones: desde una picada hasta un té de chicas, pasando por un almuerzo simplificado y una compañía para cocinar y tomar vino entre hornallas y cacerolas. Por su relación precio calidad, no hay con qué darle. La bolsa grande que siempre debe guardarse como provisión en la alacena te cuesta alrededor de los 12 pesos.

Fuente: PlanetaJOY

0 comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Scrat & Scraty

Scrat & Scraty
La pareja mas linda, dulce, buena y tierna disfruta de este blog

¡Sr Gato riendo! ¡Mr Kat laughing!

 
◄Design by Pocket