jueves, 17 de septiembre de 2009

Dónde podés degustar las diez mejores picadas de Buenos Aires

jueves, 17 de septiembre de 2009

No importa qué hora es, siempre se puede comer una buena picada

Nada de picadas con sólo palitos y papitas, conocé la hoja de ruta elemental para salir a "picar por la ciudad".

¿Quién no se desilusionó alguna vez cuando el mozo trajo la “super picada” a la mesa? Un quesito, algún fiambre, papas fritas y palitos, son los clásicos para llenar al comensal pero… ¡de picada verdadera no tiene nada! Y, aunque es un plato sencillo de elaborar, siempre sentimos que le falta algo.

En esta oportunidad, en una minuciosa recorrida por distintos centros gastronómicos de Buenos Aires, el sitio Planeta JOY ofrece una imperdible hoja de ruta de los mejores 10 lugares donde comer picadas. Eso así, cada una con su estilo propio.

1 - Mejor picada de bodegón: Almacén y Bar

Para muchos, las mejores picadas de la ciudad. El nombre del lugar es autoexplicativo: en el almacén del fondo se venden quesos y fiambres, y en las mesas de adelante se los sirve frescos, recién cortados en tablas ($44) para compartir. La poca originalidad del nombre del lugar se compensa con una rareza: sus dueños son una segunda generación de japoneses. Para sumar una curiosidad, la rusticidad de este boliche de Constitución se complementa con una muy completa carta de vinos y espumantes.
Cochabamba 1701, esq. Solís, Constitución

2 - Mejor picada patagónica: Placeres Patagónicos
En los últimos años, los productos de los ahumaderos del sur del país pasaron a ser objetos muy buscados en la picadas de Buenos Aires. Este restaurante con tres locales en la ciudad se focaliza en recrear el paisaje sureño, tanto en su ambientación tipo refugio de montaña, como en su plato emblema: la Tabla Patagónica, que trae cinco ahumados diferentes (trucha, ciervo, cordero, jabalí y salame de ciervo), más seis quesos que van desde el sardo al de cabra. Vale como almuerzo o cena. Por $185 comen 4 o 5. Para completar el panorama patagónico, venden toda lalínea de cervezas El Bolsón.
San Isidro Labrador 4408, Nuñez


3 - Mejor picada cervecera: Spangher

Pocas combinaciones mejores que una picada y una buena cerveza artesanal. Este pequeño bar de Villa Urquiza sabe hacer ambas cosas: tres variedades de cerveza fabricadas in situ (rubia, roja y negra), y una picada súper abundante para dos personas ($80) o para cuatro ($100) con fiambres artesanales traídos de Tomás Jofré, más aceitunas, cremas untables y pan de pizza, que sirve perfectamente como una cena. Si la idea es picar, pero no llenarse, elegí la tabla de quesos (del Monasterio de Los Toldos), que viene con seis variedades que van desde el azul, hasta el tybo, pasando por los saborizados (excelente el de ají). Sale $60 para dos y $80 para cuatro. Abre de jueves a domingo.
Miller 2905 esq. Tomás Le Bretón, Villa Urquiza


4 - Mejor picada para comer hasta reventar: Café de García

Con su clásica picada de 30 ingredientes, Café de García ganó fama y mística. Una parada ineludible para el amante del fiambre y los encurtidos. Es cierto que puede resultar un poco caro: $60 per cápita (más bebida) por un plan que apunta más a la cantidad que a la calidad. Son 30 platillos de que van llegando a tu mesa en tandas. Así van apareciendo longaniza, queso pategras pero también especialidades como croquetas, empanaditas y tortilla de papas. A menos que no hayas comido nada durante los tres días anteriores, para cuando llegue el platillo número 25, vas a decir basta y te vas a desabrochar el cinturón. Imperdible. Se sirve de jueves a sábado por la noche y hay que reservar.
Sanabria 3302, esq Varela, Villa Devoto


5 - Mejor picada alemana: Unterturkheim

Desde Planeta JOY ya hemos recomendado este lugar por su simpleza y su buena relación precio-calidad. Es uno de los pocos lugares de la ciudad en los que sirve una verdadera picada alemana. Hay una tabla de fiambres para dos ($50) con salame ahumado, jamón crudo ahumado, leber con trufas, entre otros, y otra de calentitos para dos ($60) que incluye salchicha alemana, salchicha picante y rosca polaca. Pero lo ideal es ir de a cuatro y pedir una tabla completa ($128) que combina las anteriores y le suma quesos ahumados y otros calentitos. Para beber: cerveza, sin dudas. Hay más de 50 variedades entre nacionales, importadas y artesanales. Ojo que los precios subirán a fin de mes.
Humberto Primo 899 esq.Tacuarí, San Telmo


Para leer las 10 sugerencias restantes entrá acá.

0 comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Scrat & Scraty

Scrat & Scraty
La pareja mas linda, dulce, buena y tierna disfruta de este blog

¡Sr Gato riendo! ¡Mr Kat laughing!

 
◄Design by Pocket