martes, 29 de septiembre de 2009

Lluvia de hamburguesas: ¡Qué tiempo loco!

martes, 29 de septiembre de 2009

LLUVIA DE HAMBURGUESAS. Lo nuevo de Sony Pictures.

Esta semana llega "Lluvia de hamburguesas", una de las películas animadas más esperadas del año. Mirá el trailer.


Un malvavisco gigante, prendido fuego en la punta de una lanza, resume la gesta de Flint Lockwood: alimento divertido para todos. Tormentas de gelatina, panchos, hamburguesas, helados, fideos con queso, albóndigas o espagueti. Todo lo que sueña un pueblo condenado a comer sardinas porque es lo único que se consigue en la diminuta isla de Swallow Falls.

Lluvia de hamburguesas, la nueva película animada de Sony Pictures (Vida salvaje, Reyes de las olas) aspira a festín de texturas sabrosas para aprovechar lo que la crítica ha calificado como el filme en 3D con la mejor calidad conseguida hasta ahora en efectos visuales de animación en esa tecnología.

Cuento animado
La historia está basada, sin alteraciones, en el cuento infantil Cloudy with a chance of meatballs (nublado con probabilidad de albóndigas), de Judi y Ron Barrett, convertido en éxito editorial en la década de 1980.

La historia tiene un héroe insólito. Flint es un inventor incomprendido en un pueblo de pescadores. Su padre, cejijunto y poco comunicativo, es un eximio pescador y espera que su hijo continúe la tradición familiar. Pero el chico se empeña en fabricar artículos absurdos en la casita del árbol. Por ejemplo, zapatos en aerosol, con el detalle de que no encontró la solución para removerlos de los pies, o una loción para hacer crecer el cabello pero de tan efectiva convierte en monstruos peludos a quienes la usan. También está entre sus hallazgos de laboratorio un traductor de pensamientos de monos y una nueva especie de rata-pájaros que atormentarán a todo el pueblo.

Un buen día, Flint encuentra el secreto para inyectarle variedad al menú de sus vecinos. Inventa una máquina, con pinta de electrodoméstico del Llame Ya cruzada con el milagro del maná, que convierte el agua en cualquier variedad de comida a elección. Un accidente durante la prueba del artefacto termina expulsándolo hacia la atmósfera, donde comenzará a operar en los mecanismos de las tormentas. Los árboles entregarán hamburguesas, las fuentes se llenarán de fideos con queso y la gente saldrá a la calle con los platos hacia el cielo para recolectar frutillas y helado, huevos fritos o churrascos. Lo que sea, a pedir de boca.

Swallow Falls se transforma entonces en un fenómeno mundial, aparece en todos los noticieros y turistas de todo el planeta quieren conocer la ciudad donde no existe el hambre. El problema comenzará cuando la máquina tome el control de la situación y genere sus propias tormentas de comida. Las lluvias inundarán calles, plazas y parques con avalanchas de alimentos imposibles de consumir y comenzará una guerra entre humanos y alimentos, con escuadrones aéreos de pizza y tornados de tallarines.

El mensaje ecologista se filtra por todos los flancos y acomoda al filme de Phil Lord y Chris Miller en la categoría de los filmes teledirigidos a audiencias familiares de todo el mundo.

Fanáticos al poder
Los directores de Lluvia de hamburguesas ya habían trabajado juntos en la serie animada Clone high, en 2002, que estuvo en pantalla sólo una temporada. Asociados como productores y guionistas a Sony Pictures, cuando se enteraron de que la compañía tenía los derechos de la historia, se propusieron conseguir la dirección de la película, costara lo que costase.

"De chicos éramos fans absolutos del libro, así que emboscamos a los productores y les prometimos hacer una película al estilo Jerry Bruckheimer", dijo Lord en una entrevista para Wired. El despliegue de grandilocuencia en las imágenes les da la razón y ubica a Lluvia... entre las comedias de acción animada con más detalles de confección.

El trabajo llevó seis años, un equipo de 500 personas y el diseño de un estilo que apunta a despegarse del resto de películas animadas que comenzaron a realizarse con la misma tecnología 3D. La banda de sonido incluye entre sus canciones a Sunshine, Lollipops and rainbows, interpretada por Leslie Gore, para aportarle el optimismo pop de los ’60 al colorido de dulcería que inventaron para el filme.

La inspiración fueron también las ilustraciones de Miroslav Sasek, cuya serie de libros de los ’50 (This is Paris, This is London, This is New York, etcétera) aporta un estilo moderno y gráfico. También citaron elementos de exageración y gestualidad de Los Muppets, en la base de los movimientos de los personajes. "La idea es bastante increíble y ridícula, y sabíamos que necesitaríamos crear una apariencia general igualmente ridícula", dice Miller. "A veces, el arte de la animación requiere de poses exageradas para transmitir la emoción de una escena. En este caso los enormes ojos, las grandes bocas, las expresiones desmesuradas, todo ello logró conferir a la cinta una especie de emotividad realzada", agregó el director.

Un molde gigantesco para gelatina, un panqueque gigante que cae sobre una escuela, un barco-sándwich o un choclo tamaño rascacielos son algunos de los hallazgos. Ver para creer.




Fuente: Cordoba.net

0 comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Scrat & Scraty

Scrat & Scraty
La pareja mas linda, dulce, buena y tierna disfruta de este blog

¡Sr Gato riendo! ¡Mr Kat laughing!

 
◄Design by Pocket